Calificación del usuario: 0  / 5

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 
¿Lentes empañados?
 
 
¿Cómo evitar que se empañen los lentes?

Para los usuarios de anteojos es incómodo llevar los lentes empañados. Esta circunstancia, cómica algunas veces, puede suponer un riesgo en la mayoría de las ocasiones y sucede por un efecto de condensación.

 

¿Qué es la condensación?

Los lentes se empañan cuando el aire húmedo y cálido del ambiente entra en contacto con una superficie fría y lisa, que puede ser el de un lente. En este momento, la humedad contenida en el aire baja de temperatura, pasando en poco tiempo de estado gaseoso (vapor) a estado líquido, formando microgotas de agua que conforman el "vaho". El fenómeno de la condensación en los lentes de anteojos se produce con frecuencia, en situaciones muy cotidianas.

Por ejemplo: al practicar deporte (cuando el aire cálido y húmedo del aliento contacta con la fría superficie de los lentes); cuando se practica ejercicio aeróbico (bicicleta, carrera, esquí…); al entrar en un lugar donde la temperatura es alta (como un SPA, un gimnasio o una sauna); al tomar una bebida o una comida "humeante"; al cocinar (cuando se abre la puerta del horno, se destapa una olla); entre otras.

 

¿Cómo prevenirlo?

A los lentes se les puede agregar un tratamiento que se asemeja al efecto loto de la pintura de los automóviles y otras superficies lisas. Este es el tratamiento hidrofóbico que alisa la superficie, hasta el punto que las partículas de suciedad o las gotas de agua no se fijan en el lente, sino que se escurren como en una hoja de loto.

El tratamiento hidrofóbico consiste en una barrera invisible que fácilmente deja resbalar agua de los lentes, manteniendo altos niveles de visión y claridad.

Por este motivo, los lentes con tratamiento hidrofóbico se limpian más fácilmente y con menos frecuencia.

 

Beneficios del tratamiento hidrofóbico

Previene la acumulación de humedad, con esto ni la lluvia ni el sudor dejarán marcas en los lentes que puedan comprometer la visión.

Una gota de agua sobre el lente se convertirá en pequeñas gotas que se deslizarán al inclinar el lente sin dejar rastro.

Gracias al efecto hidrofóbico, el lente se empaña menos, con lo que la visión no se verá alterada cuando cambie de un ambiente frío a uno cálido.

 

Para ir a la fuente del artículo y mayor información le sugerimos ingresar al siguiente enlace: grupofranja.com